Para revista española PSYCHOLOGIES
Sueños de la infancia, proyectos de vida, deseos escondidos…

 

“Mucha gente sabe desde que son pequeños en lo que se convertirán de mayores: médicos, arquitectos, arqueólogos, bailarinas.... La fe en su propio destino y la confianza ciega que tienen en ellos intriga. ¿De que depende? ¿Que influye en esta decisión? ¿De la educación recibida? ¿de que los padres den ejemplo, de que abran puertas? ¿Por que hay personas que tienen tan claro desde chicos en lo que se quieren convertir de mayores? Ejemplos de casos famosos: Josephine Baker, que siempre quiso ser bailarina; Schlieman, que puso todo su empeño en descubrir Troya, un viejo sueño de infancia... ¿Por que solo le sucede esto a una pequeña minoría?”

 

 

En todos nosotros están estos anhelos, el problema radica en que no nos escuchamos en nuestro fuero interno, por diversos motivos:

 

Porque nos guiamos por lo conveniente del momento; o porque nos subestimamos y no le damos valor a lo que sentimos, dando más importancia a lo que la sociedad valora; o porque atendemos a lo que nuestros padres valoran para a su vez sentirnos valorados por ellos; o porque tenemos un dolor o una necesidad imperiosa que toma prioridad de atención en nosotros y enmascara nuestros anhelos de proyección en la vida; o no nos permiten soñar porque vivimos en un ambiente violento en que la prioridad es sobrevivir; o porque el colegio no nos permite el tiempo para hacerlo, manteniéndonos siempre ocupados. En fin, todo lo que nos empuja fuera de nosotros mismos.

En las personas que siempre han sabido lo que quieren no se han visto interferidas por esos motivos, o han sabido sortearlos. De allí que sean muy pocas.

Pero ese anhelo está en todos nosotros y se expresa desde la infancia;  y en no pocos casos sorprendentemente definido como el de Schlieman.

 

Lo externo debemos considerarlo para ver qué caminos nos pueden llevar a hacer realidad nuestros anhelos.

 

Ya adolescentes, en nuestra mente radican una variedad de anhelos que aunque válidos no todos responden a ser nosotros mismos.

Pero podemos ir al rescate de ellos, sabiéndolos distinguir.

Los anhelos que responden a ser nosotros mismos tienen dos características fundamentales: 

El PLACER de realizarlo y SENTIDO de entrega.  

 

 

Sueños que son Vocación     Define tu Sueño

 

DERECHOS RESERVADOS © Queda prohibida la reproducción o transmisión total o parcial del texto de la presente obra bajo cualesquiera formas, electrónica o mecánica, incluyendo fotocopiado, almacenamiento en algún sistema de recuperación de información, o grabado sin el consentimiento previo y por escrito del autor.
 Patricia Cabrera Zagal
 
  http://www.mi-carrera.com